Translate

domingo, 21 de julio de 2013

La Propuesta Social como componente fundamental en la Restauración. Caso: la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en Caracas, Venezuela


Autor: Arquitecta Soraya Nweihed Sánchez
Ponencia presentada en la XIV Asamblea de ICOMOS,
celebrada en Madrid, 2002. 1

Generalidades

En la noción de que la restauración del patrimonio es efectivamente una actividad cultural que abarca aspectos intangibles que trascienden el hecho de rehabilitar físicamente el objeto, se planteó el proyecto de restauración de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. Ella es una edificación poco conocida para la mayoría de los habitantes de Caracas, cuyo estudio llevó a descubrir que encierra una sorprendente riqueza histórica y artística, además de haber sido un hito para la sociedad caraqueña en la primera mitad del siglo XX, por haber sido sede de tradiciones ligadas a la devoción popular. Actualmente aún es apreciada y frecuentada durante las más importantes festividades religiosas a pesar del deterioro que ha tenido su papel protagónico a nivel urbano y social.

La Iglesia del Corazón de Jesús junto a su convento anexo, representa un ejemplo de la pervivencia del eclecticismo académico de comienzos del siglo XX, en el que intervienen profesionales destacados de la época en Venezuela como Luis Muñoz Tébar y Alejandro Chataing. Es también testimonio de las agresivas intervenciones urbanas que la Modernidad trajo a Caracas particularmente en años cincuenta, al haber sido mutilada para dar paso a la Avenida Fuerzas Armadas, importante arteria vial del centro histórico.

En la edificación se empleó como técnica constructiva el concreto u hormigón armado combinado con elementos de la tradición local, a la vez que incorporó técnicas constructivas catalanas como el estuco catalán imitación piedra y la bóveda catalana, gracias a la participación de Pedro Barnola como Maestro de Obras. Fue construida en el solar que ocupó la primera capilla del Corazón de Jesús de Caracas y ha estado regentada por frailes Dominicos desde sus inicios. Asimismo, contiene en su interior valiosas obras como lo son sus vitrales, altares y púlpito, la mayoría de los cuales fueron diseñados con un concepto de integración iconográfica e iconológica.

- El estudio socio-cultural dentro del enfoque holístico de la restauración

Tomando en cuenta la particular naturaleza de la edificación como monumento religioso, ya que se trata de un uso público ligado a los valores y creencias de la comunidad, y dentro del concepto de la subjetividad de la cultura, emprendimos un estudio socio-cultural como parte de su estudio y propuesta de restauración.

Dentro de las diferentes definiciones de “cultura” que han estudiado las ciencias sociales, recientemente la Sociología de la Cultura estima como parte de ésta a sus aspectos subjetivos, es decir, que es parte de la cultura de un pueblo cómo éste valora e interpreta su realidad. De esta manera, el restaurar un monumento debería entonces tomar en cuenta la apreciación de la comunidad hacia el mismo tanto al momento de su estudio y valoración, como al momento de establecer la propuesta de intervención.

Dentro del marco teórico de la “restauración crítica” y la “conservación integrada”, se planteó el proyecto en tres grandes fases como son: el estudio, el análisis crítico de valoración y la propuesta de intervención, acompañada de las prescripciones para la conservación posterior del monumento.

Además del estudio estético, histórico y socio-cultural de la edificación, se realizó la evaluación, registro y análisis de las patologías y las lesiones por elementos. Asimismo, se llevó a cabo un inventario y prediagnóstico de los bienes muebles y bienes adosados o asociados a la arquitectura tales como altares y vitrales, un estudio funcional, el estudio de los aspectos constructivos, la evaluación del entorno urbano, así como de su situación legal.

El análisis crítico de valoración de la obra se realizó a la luz de la teoría de la restauración donde los aspectos a considerar no fueron sólo los históricos y estéticos como establece la teoría de Brandi, sino también se le dio peso a los valores socio-culturales.

El estudio socio-cultural. Aspectos metodológicos y resultados

El estudio socio-cultural se planteó con el objeto de evaluar de una manera científica, la valoración de la sociedad hacia la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús como objeto patrimonial, y como sede del culto, considerando para este aspecto las actividades que se dan en ella, la participación de la comunidad y sus necesidades. Igualmente se evaluó el cambio en el tiempo de estas variables a objeto de medir de alguna manera el “deterioro social” del monumento.

El estudio se abordó partiendo de la definición de los ámbitos temporales y espaciales. Los primeros pudieron establecerse a través de la primera aproximación histórica. Estos son: el momento de su creación y etapa posterior hasta los años cincuenta (1916-1956), el momento de su mutilación y reconstrucción parcial (1956-1963), y el momento actual (1999). Esto llevó a dividir la investigación desde el punto de vista metodológico en 2 etapas: estudio socio-cultural de las etapas históricas 1 y 2 (1916-1956), (1956 - 1963) y estudio socio-cultural del momento actual o etapa 3 (año de 1999). De la misma manera los ámbitos espaciales definidos fueron: ámbito regional: Distrito Federal, ámbito local: Centro Histórico y ámbito micro local o parroquial: Parroquia eclesiástica del Sagrado Corazón de Jesús.

Para llevar a cabo el estudio se consultaron fuentes hemerográficas varias. Los diversos periódicos de la prensa local fueron estudiados por un período de dos meses que incluía la Semana Santa. De igual manera se consultaron fuentes bibliográficas relacionadas con los monumentos o la historia de la ciudad de Caracas.

En cuanto a las fuentes testimoniales, se realizaron entrevistas personales a informantes claves a partir de una guía semi-estructurada diseñada previamente. Los informantes escogidos fueron tanto sujetos sociales de la comunidad como sujetos sociales representantes de instituciones. Se seleccionó un representante de la comunidad de frailes dominicos, un representante de la feligresía, una representante del sector educativo a nivel escolar, un representante del sector turístico en el ámbito gubernamental y un representante del sector académico a nivel superior. Como conclusión del estudio socio-cultural se pudo establecer que:

- En el pasado, la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús junto a su convento fue altamente apreciada y valorada por ser sede del culto y actividades religiosas por darse en ellos la práctica y manifestación de creencias muy arraigadas en la gente. También tuvo gran valor como núcleo a través del cual la orden dominica pudo expandirse y prestar servicio a la sociedad a través de actividades catequísticas, publicaciones, entre otras. Paralelamente, desde sus inicios, era reconocido en ella un valor artístico como obra arquitectónica, especialmente por los objetos de culto y ornamentales que contiene en su interior. Incluso para 1956, cuando fue mutilada, se le adjudicaba cierto “valor histórico”, referido al hecho de ser esta iglesia la heredera de las actividades y tradiciones que, como el caso del culto a la imagen del Corazón de Jesús conocida popularmente como “El Catire” tuvieron origen en la capilla anterior.

- En la actualidad, aunque bastante menos intensa y manera algo diferente continúa la actividad de tipo religioso que se producía en esta parroquia eclesiástica. Por este motivo, la iglesia es conocida y visitada particularmente en fechas claves para la Iglesia. Los cambios de uso que en los últimos años se han generado en el sector no permiten la existencia de una comunidad permanente y organizada que se vincule a las actividades de la parroquia. Existe un escaso conocimiento que corre paralelo a la poca valoración de sus cualidades artísticas e históricas de la edificación, es decir, pocos sectores de la sociedad la consideran un elemento patrimonial en ese sentido, y es su actividad lo que la ha mantenido con vida dentro del consciente colectivo de un determinado sector de la sociedad. Las referencias que la mayoría de las personas tienen de ella sólo se limitan a su imagen exterior.

Valoración de la obra

Una vez realizado el estudio y diagnóstico holístico de la edificación se pudo concluir que sus mayores valores son de índole socio-histórica, es decir, no sólo por el valor social que tiene en la actualidad referido a su uso religioso como sede del culto católico, sino por el valor histórico que representa, en tanto haber sido la sede de devociones y actividades que tuvieron un gran peso en la dinámica social de comienzos de siglo, aunado esto a su valor histórico como obra arquitectónica en las circunstancias en que fue concebida, con las técnicas con la que fue construida y como fue mutilada, quedando como testigo de las transformaciones urbanas de la modernidad. A ello se le suma la importancia histórica que cobra por los personajes que intervinieron en su construcción, y por aquellos a quienes se le celebraron funerales o fueron sepultados en este sitio, así como también por el valor histórico individual de los bienes que ella contiene. Sus valores estéticos residen mayormente en los elementos que conforman el equipamiento y su ornamentación, que son en su mayoría obras de arte de gran calidad, entre los que se destacan los vitrales, el púlpito, algunos altares y los mosaicos; elementos que están dispuestos en búsqueda de una armonía formal y simbólica que valorizan el conjunto del espacio interior. La mayoría de estos valores son poco conocidos por los diversos sectores de la sociedad de manera que deben ser promovidos, tomando en cuenta que se trata de un monumento que se mantiene vivo en cuanto a su destino y función.

El proyecto

La propuesta de restauración abarcó los siguientes aspectos:

VI.1. Adecuación del entorno urbano y restauración de la imagen externa del monumento
VI.2. Restauración y revalorización de la imagen interna
VI.3. Corrección de la patología y las lesiones
VI.4. Puesta en valor de la edificación. El proyecto de musealización
VI.5. Protección legal
VI.6. Fases para la implementación del proyecto
VI.7. Plan de conservación

Para efectos del tema que tratamos, haremos mención únicamente las propuestas que se generaron a partir del estudio socio-cultural, para la puesta en valor las cuales involucran el ámbito urbano y la musealización de la edificación.

- Propuestas a escala urbana.

Para las áreas del antiguo convento, se propone su diagnóstico, su pronta restauración y su adecuación para desarrollar en él actividades educativas, religiosas y culturales que representen un beneficio para la comunidad local, sobre la base de las necesidades que arroje un estudio social y de mercadeo más profundo y detallado. Se puede reubicar en él los talleres de computación y la biblioteca parroquial que actualmente funcionan en un espacio restringido del edificio anexo de la casa parroquial. Se recomienda prever un mecanismo y una fuente de financiamiento y mantenimiento para las nuevas actividades, ya que se diagnosticó que las actividades que antiguamente se daban en la parroquia y así como iniciativas que en este sentido se han llevado a cabo recientemente, han decaído por falta de recursos.

A nivel micro-local, se propone incentivar el uso residencial en la zona, y nuevos usos comerciales, recreativos y culturales que sirvan de apoyo y servicios a la comunidad residente. Igualmente proveer seguridad en la zona y en la iglesia, así como estacionamientos cuya falta constituye un problema que entorpece la afluencia de visitantes para determinadas ceremonias. Asimismo, se propone el ejecutar la plaza cívica proyectada para los terrenos al sur de la Avenida Universidad, dentro del plan para el “Parque Recreacional José María Vargas” para los terrenos que ocupa actualmente el Mercado de la Hoyada, al sur de la edificación, el cual es un foco de problemas de índole social, ambiental y sanitaria. Incluir en el nivel inferior de servicios los estacionamientos, y baños públicos que presten servicio a los usuarios de la iglesia. Lo anteriormente expuesto debería estar inserto en un plan de reordenamiento urbano del sector y éste a su vez enlazado con un proyecto de restauración y habilitación del centro histórico de la ciudad de Caracas, el cual lamentablemente aún no se tiene estructurado de manera integral y coherente.

- Propuesta de Musealización y divulgación.

Llevar a cabo una campaña de divulgación del monumento y sus valores a través de los medios comunicación y a través de impresos que sean dirigidos a oficinas gubernamentales y privadas de turismo y escuelas, bibliotecas, museos y otros puntos de actividad educativa y cultural. Una información más profunda y especializada puede ofrecerse en otro tipo de impresos y en los dispositivos de la sala de exposición que proponemos más adelante. Dados los valores que a través del estudio fueron descubiertos, se recomienda incluir este monumento en la literatura sobre la historia de la arquitectura y de la ciudad de Caracas.

Asimismo, se propone implementar la propuesta de musealización exterior integrada al rescate de la imagen externa del monumento, así como una musealización interna una musealización interna dirigida al público en general. En la museografía debe predominar la información gráfica y un lenguaje sencillo, así como incluir textos en inglés para el público turista. La iluminación interna y externa jugará un papel importante en la musealización del monumento. Asimismo, éste debe estar conectado a un plan macro de musealización del centro histórico de Caracas integrado al sistema metro de Caracas por ser medio de trasporte más organizado y expedito para acceder a ella y aprovechando la cercanía de la Estación La Hoyada.

Se recomienda ofrecer al público visitas guiadas hasta el interior de la edificación, en horarios especiales, que no interrumpan las actividades cotidianas de la iglesia.

Otro aspecto importante para la divulgación de los valores de la edificación es realizar una exposición en la que se permita al público conocer y comprender el proceso histórico del monumento y sus valores artísticos en un espacio aparte, que no perturbe las actividades de la iglesia. Es importante también utilizarla como medio para comunicar a la comunidad la importancia de la ejecución de una intervención restaurativa para el monumento. Para esta exhibición proponemos el reuso del espacio de la antigua Capilla del Catire, el cual actualmente sirve como depósito y que tiene su acceso independiente desde la Avenida Universidad y puede funcionar en horario que no entorpezca las actividades de culto. Esto permitiría devolverle su vocación pública, ya que durante años se utilizó esta capilla para exponer la imagen rubia del Corazón de Jesús conocida como el “Catire”.

Tomando en cuenta estos aspectos, la propuesta para la intervención alcanzará un ámbito más allá de lo material, buscando finalmente una reinserción del monumento en la sociedad, no sólo como elemento cultural a ser divulgado y reconocido, sino en el sentido de mantener y reactivar los usos en el conjunto, lo cual es un factor que contribuye a su conservación física y a mantener su vigencia y valoración por parte de la sociedad.

 
 
Artículo de prensa anunciando y mostrando la demolición de las torres de la ISCJ.
Fuente: El Nacional, Sábado 8 de septiembre de 1956, p.40.


1 Esta ponencia se basa en el proyecto de tesis para optar al título de MSc. en Conservación y Restauración de Monumentos de la Universidad Central de Venezuela, obteniendo Mención Honorífica.
 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.